Embajada del Ecuador en El Salvador culmina campaña de atención a ciudadanos privados de libertad

 

Embajada del Ecuador en El Salvador culmina campaña de atención a ciudadanos privados de libertad

Embajada del Ecuador en El Salvador culmina campaña de atención a ciudadanos privados de libertad

Durante seis días, el equipo de la Embajada del Ecuador en El Salvador liderado por la Embajadora, Ana Moser Cazar, visitó cinco centros penales ubicados a lo largo del territorio salvadoreño, con el objetivo de llevar a cabo una inspección in situ, de la situación de los 43 ciudadanos ecuatorianos detenidos en el país centroamericano y verificar su debida atención.

Durante las visitas, las cuales se llevaron a cabo entre el 25 de junio y el 2 de julio de 2018, los funcionarios ecuatorianos fueron recibidos por parte de las autoridades de todos los centros carcelarios y debidamente guiados para poder realizar varias entrevistas a los privados de libertad. Se pudo observar que los derechos humanos de los detenidos han sido debidamente cuidados y que su salud se encuentra estable. Además, su seguridad dentro de los penales no corre ningún peligro, puesto que la comunidad carcelaria se encuentra debidamente organizada.

Dentro de esta campaña, la Embajada además entrego kits de limpieza personal para los detenidos, quienes recibirán estos insumos de manera bimensual, al encontrarse en estado de doble vulnerabilidad por permanecer en detención fuera del país y no tener familiares quienes los puedan atender.

Como culminación de este proceso, el día jueves 5 de julio de 2018 se llevó a cabo una reunión de análisis entre la Embajada y autoridades judiciales y policiales a cargo de los centros penales, las cuales felicitaron al gobierno del Ecuador por el cuidado y respaldo de sus connacionales.

En esta reunión se acordó mejorar la articulación de acciones para el cuidado de los derechos humano de los connacionales en materia de salud, educación, entre otros temas

y propender una comunicación directa en caso de alguna novedad en los centros penales.